Cronología de Nuestra Señora del Valle más allá de la religión


Historial capaz de ofrecer simultáneamente los hechos eclesiásticos, unidos a las manifestaciones paralelas de la vida cotidiana, desde los más mínimos detalles como su imagen, nombre, iglesia, milagros, patronazgos, fiestas, viajes, himno y los robos de sus joyas más valiosas, viene a ser la "Cronología de Nuestra Señora del Valle", escrita por el profesor y cronista de la Universidad de Oriente, Pablo Ramírez Villarroel.

De manera acuciosa Ramírez va más allá de lo puramente religioso, hasta derivar hacia otras formas del sentir humano, en sus variadas expresiones. Aun cuando señala en su presentación que todavía faltan detalles, y hubo dificultades para acceder a fuentes documentales primarias que enriquecieran dicha cronología, lo importante es que se publicó en formato pequeño, de 48 páginas, como aporte para comprender una devoción "que se acrecienta cada día más".

Hermano Nectario

Pablo Ramírez Villarroel acota que han sido muchos los cronistas e historiadores dedicados a investigar y aportar a la historiografía de Nuestra Señora del Valle, "pero indiscutiblemente el Hermano Nectario María es quien más la ha estudiado documentalmente".

El propósito no está todavía logrado, ya que "las fechas aportadas por los historiadores en cuanto a los inicios de la Virgen son dispares". Por ese motivo sostiene Ramírez que su intención fue dar con una cronología como la compilada.
Foto: Juan Carlos Trujillo M.

Inicia con datos

En la sucesión de hechos el punto de partida, cuyos datos compila el autor durante varios años, es el 15 de agosto de 1498, cuando Cristóbal Colón en su tercer viaje a América avistó las islas de Margarita, Coche y Cubagua.

Con referencia a lo escrito por Efraín Subero, probablemente en 1518 llegó la Virgen a Margarita, y entre 1525 y 1528 unos vecinos de Cubagua que se habían establecido en el Valle del Espíritu Santo de Margarita construyeron una pequeña ermita para el servicio religioso de los indios, negros y el suyo propio, según la crónica del Hermano Nectario María.

Hay varias fechas relacionadas con el arribo de la Virgen, pero queda claro que a más tardar en 1542 fue trasladada la imagen desde Nueva Cádiz a Margarita, "cuando se pasaron para aquella isla parte de sus vecinos, llevándose consigo las cosas de su propiedad".

La Virgen fue colocada en una pequeña iglesia de paja y bahareque. Desde entonces comenzó a ser llamada la Virgen del Valle (Gómez, 2012). En 1555 piratas franceses se apoderaron de la Villa del Espíritu Santo, en la cual hicieron grandes destrozos.

Afortunadamente no tocaron la ermita de la Virgen. El 25 de noviembre de 1608 registran testimonio escrito del primer milagro de la Virgen cuando tras fuerte y larga sequía llovió a cántaros en la Isla, y esa bendición del cielo se la atribuyeron a la patrona.

Coronación canónica

1911 fue el año (día 8 de septiembre) de la coronación canónica de la Virgen del Valle, "gracias al rescripto de su santidad Pío X". La misa pontifical fue oficiada por Mons. Antonio María Durán, obispo de la Diócesis de Guayana.

Coronas de oro: blanco del hampa

Han sido varios los hurtos cometidos contra el patrimonial de la Virgen. El cronista da cuenta, por ejemplo, que el 19 de diciembre de 1907 "los amigos de lo ajeno" se llevaron la corona con piedras preciosas que la señora Luisa Carrasco salvó en los tiempos de la Guerra de Independencia. "Según se cree, el hurto fue cometido por unos cayenenses que merodeaban por la Isla". El 4 de diciembre de 1921, la segunda corona de oro de la Virgen del Valle fue robada por unos ladrones que entraron al templo y cargaron además con un manojo de perlas y un cochano.

Fuente: El Sol de Margarita.
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario