"El fenómeno solar" que fue el milagro de la Virgen del Valle en 1948


Conocido como "el fenómeno solar" o el milagro de la Virgen del Valle en 1948, su importancia radica en que impactó a muchos y dejó una huella en el tiempo. Diferentes autores y testigos presenciales, como el entonces seminarista Eleazar García Fermín, dan fe de lo ocurrido y lo relatan a su manera, al recordar que ese día la gente gritó: "¡Milagro! ¡Milagro!".

Ángel Félix Gómez, en "Margarita en 302 historietas", da su versión: "Son numerosos y muy conocidos los milagros de la Santísima Virgen del Valle. Sin embargo, en 1948, con motivo de estarse celebrando los 450 años del descubrimiento de Margarita, a lo que se llamó oficialmente el Trisesquicentenario, llamado por el pueblo Triseco por lo difícil de la pronunciación de la palabrita, las autoridades eclesiásticas decidieron sacar en peregrinación a la Virgen de El Valle por todos los pueblos de Margarita. De este milagro fuimos testigos cuando niño".

"Lo que se dijo en aquellos días sobre la peregrinación y los incidentes sucedidos, lo encontramos después en el libro de 'Gobierno de la Parroquia San Juan Evangelista de Juan Griego', en donde los dejó el entonces párroco Tomás Márquez Gómez:

"Uno de los acontecimientos más grandiosos que registran los anales religiosos de esta diócesis fue, sin duda, la grandiosa Peregrinación de la Virgen del Valle por los principales pueblos de la Isla con motivo de conmemorarse los 450 años del descubrimiento de Margarita.

"Monseñor Pulido, después de pulsar el ambiente, lanzó el decreto y todos los sacerdotes lo secundamos con ahínco, haciendo extensa propaganda por todos los pueblos de la Isla con altoparlantes, hojas volantes, etc. En El Valle se formó un grupo de oposición cerrada, obedeciendo consignas del partido Acción Democrática, cosa que pudimos constatarla porque en repetidas ocasiones se pidió la intervención del Ejecutivo del Estado, presidido por Guillermo Salazar Meneses, y no se nos prestó ninguna protección. El 8 de agosto de 1948, día de la salida de la Virgen de su Santuario, todos los sacerdotes estábamos en El Valle para hacer cumplir el decreto de monseñor Pulido.

"A las 12 m., los elementos disociadores y gran cantidad de mujeres y hombres coparon el Santuario gritando: 'no sale'. En ese estado de cosas, después de prolongadas deliberaciones acerca de lo que más conviniera, mantuvimos con valor nuestra decisión y a la hora fijada, a las cuatro de la tarde, con ayuda de la Guardia Nacional y de elementos decididos, el presbítero Julián Ramírez y el suscrito nos enfrentamos a los perturbadores en lucha cerrada dentro del Santuario hasta que la Guardia Nacional, en una acción rápida, hizo desalojar el Santuario. Inmediatamente sacamos la imagen, la colocamos en su artística carroza y bajo un silencio absoluto, emprendimos la marcha hasta que a la salida del pueblo apareció en el cielo un bellísimo espectáculo formando una concha de nubes y rayos de sol. Esto bastó para que se desbordara el entusiasmo y los gritos, el llanto, los vítores, los aplausos; todos formaban un conjunto grandioso y extrahumano. La recepción en Porlamar fue apoteósica; después de recorrer las calles céntricas, hizo la Virgen su entrada al templo, donde el suscrito llevó las palabras".

Fuente: Yanet Escalona - elsoldemargarita.com.ve

¡Comparte con todos esta increíble historia!
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario