Los raros mitos margariteños de la Placenta y el Maruto que debes conocer


Margarita es un compendio de dichos y de creencias, de consejas y de leyendas, de usos y de costumbres. La sabiduría popular como si se concentró en Margarita y no ha querido salirse de ella.

La placenta y el maruto forman parte de esa sabiduría de la vida. La placenta humana tiene siete senos, -dice la gente- y por eso la mujer puede concebir y criar al mismo tiempo, hasta siete hijos en su vientre. La placenta es un oráculo o una cartilla mágica: Si el niño nace con placenta previa ¡pobrecito! -dicen al nacer- y hasta lloran. Si nace envuelto en el finísimo velo de la placenta, ¡será muy afortunado!, pero argumentan que deben dejarle dicho velo para que se destruya por su propia cuenta, porque si se lo quitan, lo desgracian al nacer.

Han sido muchos los desgraciados al nacer porque no se ha sabido cumplir con ese mandato de Dios. La placenta hay que enterrarla en el propio cuarto del nacimiento o muy cerca de él, para que el dueño siempre esté apegado a la casa paterna, o sea, a la hermandad familiar. La placenta hay que enterrarla boca arriba para que la mujer pueda seguir pariendo. Si la placenta la entierran boca abajo por ignorancia o por equivocación, se esteriliza a la mujer para siempre. Son muchas las mujeres que dicen: «yo no pude seguir pariendo porque me enterraron la placenta boca abajo».


El maruto (ombligo) forma un dúo con la placenta. El maruto, es parte de la tripa que va del ombligo a la placenta. Se corta y se quema con candela o con yodo, para que seque rápido. Cuando se desprende del cuerpo del inocente se guarda porque contiene los misterios de la placenta y por ende los del niño. Cuando el niño es grandecito se le hace su reliquia y se le mete dentro parte de su maruto disecado para que conserve siempre las virtudes con que nació. La reliquia se le coloca debajo del sobaco izquierdo para que reciba los misterios del corazón y a la vez le trasmita los suyos.

La reliquia de maruto es como un marcapasos. La reliquia de maruto se respeta porque es parte del cuerpo sin pecado. La reliquia de maruto se mantiene para que luche la infancia con la vejez. A medida que van pasando los años, el maruto de la reliquia va perdiendo poderes y por eso u que la gente envejece y muere.

José Joaquín Salazar Franco (Cheguaco) - Usos y costumbres tradicionales en Margarita (1986)
Fotos: www.freepik.es

¡Comparte con todos nuestra cultura margariteña!
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario