La aterradora leyenda del Coronel Chaparro en las Salinas de Margarita


En una tierra de leyendas como la Isla de Margarita, hay tantas historias como granos de sal en el mar. Y precisamente hay uno ligado estrechamente a las Salinas de Pampatar.

Ese es el caso de misterio que nos convoca hoy. Se trata de la historia convertida en leyenda del Coronel Chaparro de inicios del siglo pasado. Así que sin más, acá en elnavegao.com.ve le dejamos el cuento detrás de la historia fantasmagórica de las Salinas.


Wikimedia Commons
La leyenda del Coronel Chaparro

Se cuenta que llegó un administrador de las Salinas, conocido como el Coronel Chaparro en 1910. Él le decía a sus trabajadores que el que sacara dos maras le pagaba una gratis. Manuel Gerónimo sacó más de la cuenta y Chaparro se molestó; desde ese momento entraron en conflicto y se dirigieron a la bodega de Geñique para que él escuchara lo que había sucedido. El Coronel Chaparro se fue para la policía y ahí llega Agudo, el hermano de Manuel Gerónimo, e intentó matarlo con un cuchillo a traición.

El coronel se dio cuenta y sacó la pistola y le disparó ocasionándole la muerte. El Coronel salió huyendo y se escondió en una de las casas cercanas, hasta que las personas lo consiguieron y con machetes y piedras lo atacaron. Se cayó en el suelo y le pasaron un cuchillo por el cuello, antes de morir dijo: "así es que se escala". Pasado un tiempo, las personas que por allí transitan dicen que escuchan voces y quejidos. Por esta razón lo enterraron en la entrada del cementerio para que lo pisen todos los visitantes del camposanto.

Con información de: canaimaeducativo.gob.ve. Imagen original inicial de: Wikimedia Commons.

¡Comparte con todos en redes sociales!

Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Tremendo error ortográfico << Se calló en el suelo>> debería ser <> porque no es del verbo callar.

    ResponderEliminar
  2. jajajjajaja ademas que la historia quedo como chucuta mijo lease las historias margariteñas de jose joaquin cheguaco

    ResponderEliminar