Las macabras historias de la Chinigua, Llorona y Colmillona de Margarita


La Isla de Margarita es territorio de leyendas y mitos sobre fantasmas y aparecidos. Cada cosa tiene su historia oscura que se ha creado y desarrollado con el paso del tiempo.

Hay tres cuentos margariteños de terror cuyas protagonistas son féminas. Tres historias de misterios que asustan a más de uno y que incluso muchos no querrán conocer, pero es nuestro deber comunicarlas.


www.taringa.net
La Chinigua

En la Isla de Margarita se cree mucho en las supersticiones. La Chinigua es el espíritu condenado de una mujer, que valida de su belleza, coqueteó en el mundo con los hombres y a ninguno le entregó su corazón y cuando murió no fue recibida en el cielo y fue devuelta a la tierra para que se enamorara de verdad.

Por eso la Chinigua anda por el mundo buscando novio, enamorándose de los hombres jóvenes y buenmozos, para cumplir su penitencia. La chinigua casi no asusta a la primera vista. Parece una mujer de verdad. La chinigua es alta y esbelta. Con su manta de pelo tendida que le llega a las corvas y su saya anchota recién almidonada, que se le escucha el zis zas cuando camina.

La chinigua cuando se enamora de los hombres los persigue por todas partes y los va desganando y enflaqueciendo, hasta que los mata y se los lleva para el otro mundo. Para deshacerse de la chinigua, los hombres de quienes ella se enamora, tienen que ser muy valerosos, para poder tener el brío de cuerearla con un palo de piñón cortado en viernes santo. En otro día no sirve porque el piñón cortado en viernes santo derrama la sangre que Cristo derramó por la humanidad.

La chinigua se defiende con su manta de pelo. Cuerea a los hombres con su manta de pelo. Si los hombres pierden el brío, la chinigua se pone en ellos y los mata, pero si no lo pierden la chinigua se da por vencida y pega un jalío profundísimo que atemoriza y asombra y se va al cielo, escuchándose únicamente el traquío de huesos. La chinigua es un huesero, es decir un esqueleto con un ropaje puesto. Así mismito como estamos relatando esto es la chinigua en Margarita.

mazaguaritox.tumblr.com
La Llorona

La llorona no es la chinigua. La llorona es un ánima de mujer en pena, que no fue consentida en ninguna parte del Cielo ni siquiera en el infierno, por haber matado a un hijo al parirlo. Tiene que andar por el lugar donde cometió el crimen asustando a la gente con sus gritos y lamentos hasta pagar su penitencia. La penitencia de la llorona no es todas las noches sino por tiempo, cuando Dios se lo
permite.

La llorona cuando pega el jalío que es larguísimo y profundo y como si saliera de bajo de la tierra y de los elementos al mismo tiempo escambra el cuerpo de todo el mundo. La gente se acurruca cuando escucha el llanto de la llorona. Todo el mundo no escucha el llanto de la llorona sino sólo los que Dios les ha dado la gracia de nacer con el don de escuchar a los muertos.

Muchas personas de brío han tratado de mirar a la llorona por un agujerito de sus casas y se han desmayado tanto que al otro día casi no saben bien contar lo que vieron. Algunos dicen que la han visto envuelta en una llamarada. Otros que la han visto enfundada en una sábana negra como la noche botando una luminaria por todas partes. Otros que lleva la cabeza, los brazos y las piernas como despegados del cuerpo.

Hasta los perros pegan un leco larguísimo y las gallinas lloran bajitico cuando la escuchan. Muchos no catan a verla porque pasa como un viento y tan pronto llora aquí como llora más allá y más allá. En algunas ocasiones se escucha el llanto de la llorona junto con un ruido espantoso de cadenas. El ruido de las cadenas se escucha pero éstas no se ven porque son las cadenas infernales con que el diablo la va sujetando. La penitencia de la llorona termina en la hora que le toca la muerte natural al hijo que mató.


ilustravenezuela.blogspot.com
En Margarita por donde quiera se oye hablar de la colmillona. Las madres para tratar de reprender a sus pequeños de las travesuras que hacen suelen amenazarlos con la colmillona. Se les dice que si no se portan bien se los va a comer o se los va a llevar la colmillona o que van a llamar a la colmillona para entregárselos.

Tanto los ricos como los pobres piensan en la colmillona. La colmillona por aquí y la colmillona por allá y los niños atemorizados con la fulana colmillona. Se cuenta que en épocas muy remotas, tan remotas que no se puede precisar la fecha, una mujer hizo pacto con el diablo, y le vendió su alma por una gruesa suma de dinero, que fue recibiendo en bolsas repletas, entregadas en un lugar solitario al paso de la media noche y a pleno mediodía. Dinero que fue fanfurriando a manos llenas hasta que se le acabó sin hacer ni siquiera una obra de caridad.

La mujer cada vez que el espíritu malo se le presentaba a pedirle su alma para llevársela para el infierno ella lo apaciguaba entregándole un niño robado para que le chupara la sangre, con lo que el uñón se entretenía. Así fue burlando el pacto con el demonio pero también fue acabando con los niños, que desaparecían misteriosamente sin saber cómo ni cuándo. Hasta que al fin la mujer envejecida entró en trance de muerte y antes de expirar desembuchó públicamente sus crímenes. En el Purgatorio no la consintieron porque estaba demás de condená. El diablo se hizo cargo de ella y como ya estaba acostumbrado a chupar sangre de inocentes, la obligaba a venir al mundo a buscarle niños para satisfacer sus apetitos.

A la colmillona la representan vieja, esquelética, con la nariz encorvada. Enfundada en una enorme saya negra y con un romantón negro que le cubre la cabeza y gran parte del cuerpo. Desdentada y luciendo únicamente 4 enormes colmillos que se le cruzan por fuera de los labios y las uñas larguísimas como las del mismo diablo de quien se hizo su fiel compañero. Desde entonces las madres atemorizan a los niños con la colmillona.

José Joaquín Salazar Franco (Cheguaco) - Mitos y Creencias Margariteñas (1999)

¡Comparte con todos los misterios de la Isla de Margarita!

Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario