Los 5 poblamiento prehistóricos de las islas neoespartanas


En un trabajo publicado por la Fundación La Salle de Cecilia Ayala Lafée llamado "La etnohistoria prehispánica Guaiquerí", nos dan un estudio detallado del pasado prehistórico de las islas que conforman el estado Nueva Esparta.

Entre ello figura la explicación de cómo fue la evolución del hombre que pobló nuestras islas: cómo se movió dentro de ella con cada etapa de poblamiento. A continuación les dejamos parte del estudio de Ayala Lafée.


Poblamiento de las islas neoespartanas

Aquí, uno de los propósitos principales, es dar a conocer las sucesivas oleadas de poblamiento que tuvo el Estado Nueva Esparta, y la localización geográfica de los lugares que fueron ocupados, bien en calidad de puntos migratorios, o como asentamientos estables, durante la prehistoria.

La finalidad de la ubicación de estos lugares radica en conocer el espacio físico en que estos hombres se desenvolvieron, su adaptación al medio ambiente, modos de producción, trabajo y evolución de las sociedades de las cuales formaron parte.

Desde luego, que sólo se sacarán conclusiones en base a los datos que la arqueología y antropología puedan confirmar. Al tratar sobre el territorio que conforman las islas neoespartanas, los arqueólogos Cruxent y Rouse (1982:91) exponen:

"Podemos distinguir la existencia de siete ocupaciones indígenas que debieron ser sucesivas".

Por "ocupación" se entiende, el tiempo de permanencia de grupos humanos, en una o varias áreas geográficas, durante una época que define una misma tradición cultural.

Primera ocupación: Cubagua (4.320-3.725 A.P.)

Los hombres que ocuparon las islas de Margarita y Cubagua hace 4.320 años atrás (Rouse-Cruxent 1966:54), dejaron la huella de su estadía en los enormes basureros donde botaron sus desperdicios: conchas y otros restos de comida marina. Estos concheros fueron localizados:

a) Al norte de la isla de Cubagua, en la última de una hilera de colinas que termina en la playa, en un sitio denominado Punta Gorda.
b) En la isla de Margarita, en la península de Macanao, hacia el litoral sur, en los sitios denominados actualmente como:
Boca del Río, los Algibes y Puerto Los Muertos.
c) En Manicuare, en la península de Araya.

La importancia de este hallazgo, en razón del estudio que nos ocupa, radica en que nos fija una fecha para el inicio del poblamiento de las islas que conforman el Estado Nueva Esparta. Igualmente nos atestigua, que tanto Cubagua como Margarita, estuvieron habitadas desde hace un poco más de 4.300 años atrás; y nos reseña, a través de evidencias arqueológicas, la vida que llevaron estos antiguos pobladores.

Este primer poblamiento aborigen estaría ubicado dentro del período Mesoindio, cuya duración fue de 4.000 años y, con una antigüedad entre los 3.000 y 7.000 años A.P. Sus primeros ocupantes llegaron de las costas más cercanas de Tierra Firme, de la península de Araya, y con seguridad formaron parte de los antiguos cazadores del continente, quienes adaptándose a un nuevo patrón de subsistencia, basado en la recolección de conchas marinas, encontraron el potencial necesario para estabilizar y desarrollar en las islas, cierto tipo de asentamientos poblacionales. Debido a la riqueza de la fauna marina, en las costas neoespartanas, estos tempranos pobladores, no debieron encontrar dificultad para establecerse en forma relativamente firme, pues los medios de sustento eran abundantes y fácilmente accesibles.



Segunda ocupación: "Manicuare" (3.725-1.895 A.P.)

Con una antigüedad aproximada de 3.725 años (Rouse-Cruxent 1966:54), los asentamientos humanos que pertenecieron a esta ocupación fueron localizados:

a) En la Península de Araya, en Manicuare, y los sitios denominados Manzanillo, La Crucesita, La Ballena y El Toro.
b) En la isla de Cubagua, en el mismo lugar que contenía la primera ocupación, sobrepuesta a ésta; y en otro lugar o yacimiento denominado "La Aduana", muy cerca del anterior.
c) En la isla de Margarita, al norte de la península de Macanao, en los sitios denominados Los Añiles y Guaiquerí.
d) Al oriente de Carúpano, en un yacimiento llamado Mayal I. "El complejo Manicuare data de 1.730 y 1.190 a.C." (RouseCruxent 1966:54).

"Este complejo Manicuare se derivó del complejo de Cubagua, en una etapa más evolucionada, siendo importante su navegación en monóxilos". (Cruxent 1971:38).

"Se han hallado cuentas discoidales de concha perforada ycolgantes en forma de diente de caimán; la típica punta de flecha fusiforme; punzones de hueso, litos bicónicos, piedras de moler, yunques, pedazos de ocre rojo, martillos de concha y demás útiles". (Cruxent 1971:38).

En el transcurso de los 595 años que se sucedieron entre la primera ocupación aborigen, la de los cubaguenses, y la segunda que nos ocupa, la de los manicuarenses, se suscitaron varios cambios decisivos en los medios de producción y en la tecnoeconomía de estos grupos.

Uno de los avances más importantes se evidencia en el mejoramiento de los artefactos utilizados por estos hombres. Aprendieron a usar las conchas marinas como herramientas de trabajo, y por lo tanto, a manejarlas en su propio beneficio. Sus instrumentos eran mucho más precisos. Contaron con martillos que fabricaron con los trozos de la espiral exterior de la caracola (Strombus gigas), y con punzones y hachas.


Tercera ocupación: "Punta Gorda" (1.895-1.580 A.P.)

Con una antigüedad aproximada de 1.895 años (Rouse-Cruxent 1966:54), los asentamientos de los grupos humanos que pertenecieron a esta ocupación, fueron localizados en:

a) La Isla de Cubagua, en el mismo yacimiento donde ya se habían encontrado las dos anteriores ocupaciones, en Punta Gorda en el último nivel de la excavación.
b) En Carúpano, en un yacimiento arqueológico denominado El Mayal 2.
c) En el área de Barcelona, en un sitio denominado Pedro García.

Entre la segunda ocupación aborigen "Manicuare" y esta tercera "Punta Gorda", transcurrieron alrededor de unos 1.800 años, lo cual la ubica dentro del período Neoindio.

En esta tercera ocupación, se hace notoria, la tendencia que tuvieron sus ocupantes de suplantar los materiales de hueso, por los de concha, al fabricar sus instrumentos de trabajo y otros objetos necesarios para la vida cotidiana. Los trabajos hechos en piedra también aumentaron en variedad e importancia. Se hallaron piedras de moler muy bien pulidas por ambos lados; y metales trabajados para darles forma cúbica. (Cruxent y Rouse 1982:105).

Cuarta ocupación: "El Agua" (1580-750 A.P.)

Con una duración de unos 800 años, esta ocupación aborigen se localizó:

a) Al noreste de la isla Margarita, en El Agua, en un perímetro de unos sesenta metros de diámetro. (Cruxent-Rouse 1982:108).
b) En Aricagua (A. Méndez).
c) En Güirigüire (T. de Booy 1916). (Cruxent-Rouse 1982: 110).
d) En La Estancia y Río Abajo (Cruxent-Rouse 1982: 110). En Carúpano en sitios denominados Mayal 3,4 y 6.

Esta cuarta ocupación aborigen se diferencia de las tres anteriores por el hecho de poseer alfarería hecha localmente. En El Agua, se encontraron 446 piezas de cerámica, en su mayor parte bols y botijas, junto con varios fragmentos de budares.

En Aricagua, se hallaron tiestos modelados con representaciones de cabezas; y en cuanto a las técnicas decorativas de la cerámica, pintura blanca sobre rojo y protuberancias en forma de botón, pareciera indicar que es la más representativa del estilo típico de estos alfareros.

En Güirigüire, La Estancia y Río Abajo, el material rescatado es semejante al de los anteriores yacimientos. En Güirigüire se encontraron amuletos hechos de piedras (T. de Booy 1916) y puntas líticas que el arqueólogo describe como de tipo "Guiana".


Quinta ocupación: "Playa Guacuco" (750 A.P.)

Los asentamientos humanos de esta época se han localizado en:

a) Al noreste de la isla de Margarita, en Playa Guacuco.
b) En la isla de Cubagua, sobre un médano próximo a la estación precerámica de La Aduana.
c) En la península de Araya, al suroriente de la laguna de Campoma.
d) En el área de Cumaná, en un sitio denominado Punta Arenas.
e) En el área de Barcelona, cerca de Guanta, en un sitio conocido como Guaraguao.

El perímetro del lugar, donde se hallaron los restos arqueológicos en Playa Guacuco, es de 80 X 20 m. Se obtuvieron un total de 86 tiestos. (Cruxent-Rouse 1982:111). Según Cruxent esta cerámica es muy diferente a la hallada en los concheros descritos anteriormente. No se encontraron budares; y en lugar de las botijas y bols característicos de la cuarta ocupación, la mayor preponderancia de alfarería estaba constituida por ollas.

Estos depósitos alfareros de Margarita, Cubagua y la península de Araya, son muy similares a otros en tierra firme conocidos como: Punta Arenas y Guaraguao en el área de Cumaná y Barcelona, respectivamente.

Al parecer los grupos humanos que habitaron en Playa Guacuco, Cubagua, Araya, Punta Arenas y Guaraguao, debieron formar parte de una misma tradición cultural, ya que poseían las mismas técnicas y rasgos en la manera de hacer su cerámica.

Hasta aquí hemos descrito las sucesivas oleadas poblacionales prehispánicas que se dieron en las islas neoespartanas entre los 4.300-y 750 años A.P., así como también los lugares geográficos que fueron ocupados por aquellos tempranos pobladores.

Fuente: Fundación La Salle. "La etnohistoria prehispánica Guaiquerí" de Cecilia Ayala Lafée.

¡Comparte con todos el pasado prehistórico de nuestras islas!

Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario