El Terror del alma maldita del "El Tirano Aguirre" en la Isla de Margarita


Entre las creencias que más se han arraigado en el sentir del pueblo margariteño, podemos decir que tiene sitio privilegiado la relativa a la existencia del espíritu en pena de "El Tirano Aguirre".

El Tirano Aguirre se sigue mencionando con pavor en todas partes, aunque con algunas ligeras variantes emanadas quizás del nivel sociocultural de las personas. Para los sectores primitivos, "El Tirano Aguírre" fue un marañón, que se reveló contra su Rey cuando esto empezaba a ser gobernado por los españoles y como ese Rey y que era mandado por el Rey de los Cielos, el mismo Dios lo condenó.

Se asegura que "El Tirano Aguirre" desembarcó en Margarita con los suyos por el puerto de Paraguachí, se hizo pasar por gente buena que venía descarriada y pidió que lo protegieran. Y después que lo protegieron y le dieron de todo lo que en el pueblo había y le curaron algunos enfermos que traía, mató al Gobernador y a todas las personas pudientes de la Isla, y quemó las casas y las haciendas y las iglesias, y se robó y mandó a los suyos que se robaran todo lo que encontraran, y forzó y violó a las más bellas y distinguidas damas de entonces.



También se dice que "El Tirano Aguirre", no sólo mató, robó, incendió, forzó, violó y arruinó a la Isla, sino que a los padres, frailes y capuchinos los desolló para hacer con los cueros de sus barrigas tambores para sus soldados.

Que después que estuvo varios días en la Isla y cuando ya no encontró a quien matar ni que robar, porque los que quedaron se escondieron en las montañas, se embarcó y más allá de Barlovento se mató después que forzó, violó y mató hasta su propia hija.

Que por todas esas atrocidades el alma de "El Tirano Aguirre" fue maldita y condenada a purgar su pena en el infierno después que vagara bastante por la tierra. Que desde entonces el lugar por donde desembarcó en esta Isla, lo empezaron a llamar el puerto de "El Tirano" y ese nombre no se lo han podido cambiar ni porque lo bautizaron de otra manera, es decir, como "Puerto Fermín" en honor a un Oficial de la Independencia, que era de allí.


Que el alma de "El Tirano Aguirre" todavía no ha terminado de pagar su penitencia y tal como fue en vida anda por las noches. Se le escucha pasar en su caballo relinchón arrastrando cadenas y cueros secos, con un tropel infernal. Se le oyen sus gritos de ultratumba y la algarabía de sus vasallos. La gente cuando lo sienten se acurrucan y lo encomiendan al diablo.

Nadie se atreve ni siquiera a mirarlo, por temor que se le venga encima. Se presenta algunas veces como bolas de fuego que cruzan el firmamento en todas direcciones, o por sobre la superficie del mar y se van a pegar en los palos de los barcos. Que "El Tirano Aguirre" sigue atemorizando a la gente cuando le viene en gana, porque ni Dios ni el Diablo lo han podido enmendar.

Que "El Tirano Aguirre" es un ánima condenada que sigue vagando por la tierra buscando a quien "fuñir" a ver si se puede salvar. Y menos mal que no se presenta todas las noches ni con mucha frecuencia sino "de un San Juan a un Corpus".

Mitos y creencias margariteñas - José Joaquín Salazar Franco (Cheguaco) - 1999.

¡Comparte con todos en redes sociales!


¡Síguenos en Facebook!
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. una de las mas grande distorcion de la verdadera historia sobr lopez de aguirre ......

    ResponderEliminar