Cubagua, la Sodoma y Gomorra de América


Lo que florecía con el esplendor de una portentosa e iracunda metrópolis bautizada como la Ciudad de Nueva Cádiz en 1528, en honor a su homónimo portuaria de Cádiz en España, desde donde partieron los conquistadores que arribaron a esta pequeña isla frente a las costas venezolanas, hoy no es más que un terreno estéril e inhóspito que no deja ver lo que significó la magnificencia de esta ciudad en la historia del continente.

Como la describió Castañeda al Emperador del Real Consejo de las India en 1539: "La isla de Cubagua es estéril totalmente que ni hay en ella ni leña, ni yerba ni a donde se puede sembrar cosa, legume ni comida, y lo que se puede pasar en la ciudad y un poco a la redonda, porque todo lo demás es cardones y espinas".

Cubagua ha sido un reservorio prodigioso de madreperlas de las más exquisitas tallas, perfección y tamaño, como no hay en ningún otro mar. La transparencia de sus aguas, temperatura, arena y plancton, constituyen condiciones únicas e inigualables.

The Photographer
La isla del pecado

Nueva Cádiz se convirtió en pocos años en la Sodoma y Gomorra americana con toda su perversión. A su puerto arribaban los navegantes piratas, conquistadores y aventures de todos los mares, atraídos por el comercio de perlas, los casinos, hosterías, burdeles y tabernas que proliferaron en las costas de Cubagua. Y en ese ambiente de inmoralidad, vicio y esclavitud, los guaiqueríes, quienes fueron esclavizados por los conquistadores, buscaron en la madre de Dios el fin a sus penurias.

Los indios imploraban por la justicia divina, ante la barbarie cometida contra sus padres, hijos y hermanos, los cuales eran obligados a sumergirse en las aguas para saciar la ambición insaciable de perlas que demandaban la iglesia y la monarquía. Decían los marineros, que un barco podía navegar sin brújula, siguiendo el rastro de los cuerpos despedazados de los nativos que flotaban en el mar, desde Cubagua hasta La Española.

Tatigla
Deseaban la muerte

Tal era la barbarie cometida por los conquistadores contra esta noble raza Guaiquerí, que muchos nativos preferían morir en las profundidades, antes de continuar el suplicio de bucear desde tempranas horas de la mañana hasta entrada la noche, sin otro alimento que los despojos de la madre perla que se lanzaban al mar luego de extraer de la concha el preciado tesoro. Así lo narró el fraile español:

"La tiranía de los españoles obligaban a los indios a sacar perlas de la manera más cruel. No hay peor suplicio infernal que se le pueda comparar… Los metían a la mar a cinco brazas de hondo desde la mañana hasta ponerse el sol. Si tratan de descansar los apuñalan. En pocos días mueren sangrando por la boca o los devoran los tiburones. La mayoría de los indígenas prefería morir ahogado antes de continuar el suplicio".


Juan Pablo R.
Marcados como ganado

A los esclavos se les identificaba con un hierro candente que marcaba la frente y los hombros, con una letra "C" y un número, como animales que se enumeraban para identificar el origen de las perlas extraídas del mar, mientras un contable llevaba el registro detallado de la exportación. No había discriminación: hombres, mujeres y niños eran sometidos al suplicio del hierro al rojo vivo.

Cubagua con sus 23 km2 es el emblema de una maldición que secó la tierra hasta sus cimientos, e hizo un suplicio su ocupación, como una fuerza invisible que azotó la barbarie que reinó en la isla de los guaiqueríes, para limpiar la maldad, la perversión y la lujuria, tal cual sucedió con Sodoma y Gomorra, como pueblos que fueron devastadas por la ira de Dios y la Justicia Divina (Génesis 19):

"Dios reveló a Abraham que iba a destruir Sodoma por medio de azufre y fuego porque su pecado era muy grave… La Biblia utiliza este pasaje de la historia de Sodoma como ejemplo de cómo los pecadores son castigados".

Extractos del artículo "Cubagua, Sodoma y Gomorra" de Jorge Mier Hoffman. Imagen inical: www.flickr.com.

¡Comparte esta historia con todos!

¡Síguenos en Facebook!
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Hola espero estén muy bien. Les comento lo siguiente: los aborígenes guaiqueríes NUNCA fueron esclavizados por los españoles, ellos tenían la categoría de Vasallos libres de Su Majestad. A quienes esclavizaron fue a los aborigenes LUCAYOS de Las Bahamas y los trajeron a Cubagua y luego a los africanos. Si bien en algunos momentos hubo ataque a los Guaiqueríes nunca fueron esclavizados legalmente.

    ResponderEliminar