La historia de las "Gaseosas Espartana" que todos debemos conocer


A diferencia de otras regiones, fueron los propios margariteños y no las administraciones gubernamentales desde Caracas, quienes crearon sus propias empresas para conectarse con el resto del país y abrir nuevos horizontes a la sociedad neoespartana. 

Eso no hay que olvidarlo, es un motivo de orgullo para nuestro gentilicio, es la fuerza de lo que llamamos la margariteñidad, que he definido como “una práctica que atestigua la lealtad, la probidad y el apego a unos valores que viabilizan y proporcionan un comportamiento que gira alrededor de una pasión inculcada de generación en generación, por nuestra insularidad” y que sirvió y sirve como emprendimiento a hombres y mujeres para sacar y mantener a flote nuestro estado, es el caso de: Andrés Hernández Murguey.

Nació en Porlamar el 30 de noviembre del año 1900, fue hombre de ideas progresistas que se evidencian en las actividades que desarrolló, desde los 14 años de dedicó al comercio, pero se desarrolló como autodidacta y gran amante y conocedor de la filosofía entre otros temas, alcanzó el Grado 33 en su más alta distinción de la Masonería, una de sus pasiones.

Verni Salazar - Margarita ayer y hoy
Andrés Hernández Murguey fue el precursor de los refrescos industriales en la Isla de Margarita al fundar alrededor de 1930, su fábrica de bebidas “Gaseosas Espartanas“, le compró a Don Julián Sánchez Pérez, su primer equipo, todavía embalado, y lo instaló en su casa de la calle Gómez de Porlamar. Fue una empresa netamente familiar en sus inicios. El refresco se envasaba en cualquier tipo de botellas, a los que se pegaba una etiqueta, trabajo que hacía su esposa Mercedes León de Hernández y se metía en sacos.

Aquí surgió el ingenio de Don Andrés: como no era buena la venta, cambió la etiqueta, mojaba los sacos con agua salada y los vendía atribuyendo su origen al contrabando desde Trinidad, fue el inicio del éxito, porque ¡Esos eran mejores que los que hacía Andrés Hernández! Luego construyó en la misma calle Gómez Nº 35 un edificio solo para la fábrica.

La calidad del producto elaborado por Andrés Hernández Murguey, hizo que la fá­brica cesara en su producción. El hecho puede parecer contradictorio, pero es una reali­dad, pues al regresar los margariteños a la Isla después de largos años de ausencia, llevaban a sus lugares de residencia gaveras de la “Kolita Espartana”, y como las botellas del pro­ducto quedaron en los más apartados rincones del país, la fábrica no pudo reponerlos, por los altos costos. Así su dueño se vio obligado a vender la maquinaria. La “Kolita Espartana” ha sido el sabor de refresco que con más añoranza se recuerda en Margarita.

Verni Salazar. Todos los derechos reservados.
Imagen inicial: Fotografías y Videos (Antiguas/Viejas) de las Islas de Margarita, Coche y Cubagua.
Historia y Antología de la Cocina margariteña. Ángel Félix Gómez.
Tomado de: revistapaladares.com.

¡Síguenos en Facebook!
Comparte en Google Plus

loading...
Sobre Bendito Ocio

Somos un equipo de redacción de contenidos web.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario